Wednesday, November 24, 2004

DESCRIPCION DE LA ONU

La mayoría de nosotros conoce la labor que las Naciones Unidas realizan en pro del mantenimiento de la paz y la prestación de asistencia humanitaria. Sin embargo, no se conocen tan ampliamente las muchas maneras en que las actividades de las Naciones Unidas repercuten en nuestras vidas *. En este folleto se ofrece una descripción de las Naciones Unidas -cómo está constituida la Organización y qué hace- a fin de ilustrar cómo actúan para que el mundo sea un lugar mejor para todos.

Las Naciones Unidas sirven de centro para armonizar los esfuerzos internacionales tendientes a dar solución a los problemas que afronta toda la humanidad. Más de 30 organizaciones afiliadas, que se conocen en su conjunto como el sistema de las Naciones Unidas, colaboran en ese sentido.
Día tras día, las Naciones Unidas y su sistema de organizaciones trabajan con miras a promover el respeto de los derechos humanos, proteger el medio ambiente, luchar contra las enfermedades y reducir la pobreza. Los organismos de las Naciones Unidas determinan las normas de seguridad y eficiencia del transporte aéreo y contribuyen a mejorar las telecomunicaciones y a aumentar la protección al consumidor.
Las Naciones Unidas encabezan las campañas internacionales contra el tráfico de drogas y el terrorismo. En todo el mundo, las Naciones Unidas y sus organizaciones prestan asistencia a los refugiados, establecen programas para la remoción de minas terrestres, contribuyen a ampliar la producción de alimentos y están a la vanguardia de la lucha contra el SIDA.

En septiembre de 2000, los Miembros de las Naciones Unidas, incluidos 147 Jefes de Estado y de Gobierno, se reunieron en Nueva York para establecer el programa internacional para el comienzo del nuevo siglo. En la Declaración del Milenio resultante de dicha reunión se establecen las metas cuantificables que han de lograrse en siete esferas principales: la paz, la seguridad y el desarme; el desarrollo y la erradicación de la pobreza; la protección de nuestro medio ambiente común; los derechos humanos, la democracia y la buena gestión de los asuntos públicos; la protección de las personas vulnerables; la atención de las necesidades especiales de África; y el fortalecimiento de las Naciones Unidas.

COMO FUNCIONAN LAS NACIONES UNIDAS

Las Naciones Unidas fueron establecidas el 24 de octubre de 1945 por 51 países resueltos a mantener la paz mediante la cooperación internacional y la seguridad colectiva. Hoy en día casi todas las naciones del mundo son Miembros de las Naciones Unidas: en total, 191 países .

Cuando los Estados pasan a ser Miembros de las Naciones Unidas convienen en aceptar las obligaciones de la Carta de las Naciones Unidas, que es un tratado internacional en el que se establecen los principios fundamentales de las relaciones internacionales. De conformidad con la Carta, las Naciones Unidas tienen cuatro propósitos: mantener la paz y la seguridad internacionales, fomentar entre las naciones relaciones de amistad, realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales y la promoción del respeto de los derechos humanos y servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones.

Las Naciones Unidas no son un gobierno mundial, y tampoco establecen leyes. Sin embargo, la Organización proporciona los medios necesarios para encontrar soluciones a los conflictos internacionales y formular políticas sobre asuntos que nos afectan a todos. En las Naciones Unidas todos los Estados Miembros, grandes y pequeños, ricos y pobres, con diferentes puntos de vista políticos y sistemas sociales, tienen voz y voto en este proceso.

Las Naciones Unidas tienen seis órganos principales. Cinco de ellos, la Asamblea General, el Consejo de Seguridad, el Consejo Económico y Social, el Consejo de Administración Fiduciaria y la Secretaría, se encuentran en la Sede, en Nueva York. El sexto, la Corte Internacional de Justicia, está en La Haya (Países Bajos).

La Asamblea General
Todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas están representados en la Asamblea General, una especie de "parlamento de naciones" que se reúne para examinar los problemas más apremiantes del mundo. Cada uno de los Estados Miembros tiene un voto. Las decisiones sobre cuestiones importantes, como la paz y la seguridad internacionales, la admisión de nuevos miembros o el presupuesto de las Naciones Unidas, se adoptan por una mayoría de dos tercios. Otras cuestiones se deciden por mayoría simple. En los últimos años se ha venido realizando un esfuerzo especial para lograr que las decisiones se adopten por consenso en lugar de hacerlo mediante votación formal.

En su período de sesiones de 2001-2002, la Asamblea está examinando más de 180 temas, entre los que figuran la mundialización, el SIDA, los conflictos en África, la protección del medio ambiente y la consolidación de las nuevas democracias. La Asamblea no puede obligar a ningún Estado a que adopte medidas, pero sus recomendaciones constituyen una indicación importante de la opinión mundial y representan la autoridad moral de la comunidad de naciones..
La Asamblea celebra su período ordinario de sesiones desde septiembre hasta diciembre.
Cuando es necesario puede reanudar su período de sesiones o celebrar un período extraordinario de sesiones o un período de sesiones de emergencia sobre asuntos de especial interés. Cuando la Asamblea no está en sesión, su labor la llevan a cabo sus seis Comisiones Principales, otros órganos subsidiarios y la Secretaría de las Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad
La Carta de las Naciones Unidas asigna la responsabilidad primordial de la tarea de mantener la paz y la seguridad internacionales al Consejo de Seguridad, que puede reunirse en cualquier momento siempre que la paz se vea amenazada. Con arreglo a lo dispuesto en la Carta, todos los Estados Miembros están obligados a acatar las decisiones del Consejo.

El Consejo está integrado por 15 miembros. Cinco de éstos son miembros permanentes: China, los Estados Unidos de América, la Federación de Rusia, Francia y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Los otros 10 son elegidos por la Asamblea General por períodos de dos años. En los últimos años, los Estados Miembros están examinando la introducción de cambios en la composición del Consejo y trabajando para que éste refleje las realidades políticas y económicas actuales.

La adopción de una decisión del Consejo requiere nueve votos a favor. Salvo en los casos de votaciones sobre cuestiones de procedimiento, no se puede adoptar una decisión si uno de los miembros permanentes la veta o se abstiene.

Cuando el Consejo examina una amenaza a la paz internacional, primero explora las posibilidades de solucionar la controversia por medios pacíficos. Puede recomendar principios para que se llegue a un acuerdo o iniciar la labor de mediación. En los casos de beligerancia, el Consejo procura una cesación del fuego. Puede enviar una misión de mantenimiento de la paz para que las partes mantengan la tregua y separar a las fuerzas beligerantes.

El Consejo puede adoptar medidas para hacer que sus decisiones se cumplan. Puede también imponer sanciones económicas u ordenar un embargo de armamento. En algunas ocasiones el Consejo ha autorizado a los Estados Miembros a emplear "todos los medios necesarios", incluidas medidas militares colectivas, para hacer que sus decisiones se cumplan.

El Consejo también recomienda a la Asamblea General su candidato para el cargo de Secretario General y propone la admisión de nuevos miembros de las Naciones Unidas.

El Consejo Económico y Social
Bajo la autoridad general de la Asamblea General, el Consejo Económico y Social coordina la labor económica y social de las Naciones Unidas y del sistema de las Naciones Unidas. En su carácter de foro central para examinar las cuestiones internacionales de carácter económico y social y formular recomendaciones normativas, el Consejo Económico y Social desempeña una función fundamental en el fomento de la cooperación internacional para el desarrollo. El Consejo también realiza consultas con organizaciones no gubernamentales (ONGs) y de ese modo mantiene un vínculo vital entre las Naciones Unidas y la sociedad civil *.
El Consejo Económico y Social está integrado por 54 miembros, elegidos por la Asamblea General por períodos de tres años. Se reúne a lo largo de todo el año, y en julio celebra un período de sesiones sustantivo durante el cual una reunión especial de ministros examina importantes cuestiones económicas, sociales y de índole humanitaria.

Los órganos subsidiarios del Consejo se reúnen periódicamente y le presentan informes. Por ejemplo, la Comisión de Derechos Humanos supervisa la observancia de los derechos humanos en todo el mundo. Otros órganos se concentran en cuestiones como el desarrollo social, la situación de la mujer, la prevención del delito, las drogas o la protección del medio ambiente. Cinco comisiones regionales promueven el desarrollo económico y la cooperación en sus respectivas regiones.

El Consejo de Administración Fiduciaria
El Consejo de Administración Fiduciaria fue establecido para brindar supervisión internacional a 11 Territorios en fideicomiso administrados por siete Estados Miembros y garantizar que se tomasen las medidas apropiadas para preparar a esos territorios para la autonomía o la independencia. Antes de 1994 todos los Territorios en fideicomiso habían alcanzado la autonomía o la independencia, ya sea como Estados autónomos o uniéndose a países vecinos independientes. El último en hacerlo fue el Territorio en fideicomiso de las Islas del Pacífico (Palau), que era administrado por los Estados Unidos y que pasó a ser el 185° Estado Miembro de las Naciones Unidas.

Tras haber completado su labor, el Consejo de Administración Fiduciaria, que ahora consta sólo de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, ha enmendado su reglamento de modo que le posibilite reunirse según sea necesario.

La Corte Internacional de Justicia
La Corte Internacional de Justicia, también conocida como la Corte Mundial, es el principal órgano judicial de las Naciones Unidas. Integrada por 15 magistrados elegidos conjuntamente por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, la Corte dirime controversias entre los países. La participación de los Estados en un proceso es voluntaria, pero si un Estado acepta participar, queda obligado a acatar la decisión de la Corte. Ésta también emite opiniones consultivas para la Asamblea General y para el Consejo de Seguridad a solicitud de estos órganos.

La Secretaría
La Secretaría lleva a cabo la labor sustantiva y administrativa de las Naciones Unidas según le indican la Asamblea General, el Consejo de Seguridad y los demás órganos. Al frente de la Secretaría está el Secretario General, quien proporciona orientación administrativa de carácter general.

La Secretaría consta de departamentos y oficinas, con una plantilla de aproximadamente 7.500 funcionarios prevista en el presupuesto ordinario, más un número casi igual de funcionarios cuyos gastos se sufragan con cargo a fondos especiales. Los funcionarios, en conjunto, proceden de unos 170 países. Los lugares de destino son la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York y las oficinas de la Organización en Ginebra, Viena, Nairobi y en otros sitios.

El sistema de las Naciones Unidas
El Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otras 12 organizaciones independientes conocidas como "organismos especializados" están vinculados a las Naciones Unidas mediante acuerdos de cooperación. Dichos organismos, entre los que figuran la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Aviación Civil Internacional *, son órganos autónomos creados mediante acuerdos intergubernamentales y tienen responsabilidades de amplio alcance a nivel internacional en las esferas económica, social, cultural, educativa, de salud y esferas conexas. Algunos de ellos, como la Organización Internacional del Trabajo y la Unión Postal Universal *, son más antiguos que las propias Naciones Unidas.

Además, varias oficinas, programas y fondos de las Naciones Unidas, como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), trabajan con miras a mejorar las condiciones económicas y sociales de los pueblos de todo el mundo y presentan informes a la Asamblea General o al Consejo Económico y Social.

Todas estas organizaciones cuentan con sus propios órganos rectores, presupuestos y secretarías. Junto con las Naciones Unidas, se conocen como el sistema de las Naciones Unidas, y en conjunto prestan asistencia técnica y otras formas valiosas de ayuda en prácticamente todas las esferas económicas y sociales.

LO QUE LAS NACIONES UNIDAS HACEN EN FAVOR DE LA PAZ

El propósito principal de las Naciones Unidas es el mantenimiento de la paz. De conformidad con la Carta, los Estados Miembros convienen en arreglar las controversias por medios pacíficos y abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra otros Estados.

Durante años, las Naciones Unidas han contribuido decisivamente a aplacar las crisis internacionales y solucionar los conflictos prolongados. La Organización ha llevado a cabo complejas operaciones de establecimiento y de mantenimiento de la paz y de asistencia humanitaria. Ha trabajado para evitar el surgimiento de conflictos, y después de cada uno surgido ha estado tomando cada vez más medidas para hacer frente a las causas profundas de la guerra y para sentar las bases de una paz duradera.
Las gestiones de las Naciones Unidas han producido resultados espectaculares. Contribuyeron a desactivar la crisis de los misiles cubanos en 1962 y la crisis del Oriente Medio en 1973. En 1988, gracias a un arreglo de paz patrocinado por las Naciones Unidas, se puso fin a la guerra entre el Irán y el Iraq, y el año siguiente las negociaciones patrocinadas por las Naciones Unidas sentaron las bases para la retirada de las tropas soviéticas del Afganistán. En el decenio de 1990 las Naciones Unidas contribuyeron de manera fundamental a restablecer la soberanía de Kuwait, desempeñaron un papel importante en la terminación de las guerras civiles de Camboya, El Salvador, Guatemala y Mozambique; restablecieron el Gobierno elegido democráticamente en Haití y solucionaron o pusieron coto a conflictos en otros países.

En septiembre de 1999, cuando se desató una campaña de violencia que obligó a unos 200.000 timorenses orientales a huir de sus hogares después de haberse celebrado una votación sobre la libre determinación, las Naciones Unidas autorizaron el envío de una fuerza internacional de seguridad que facilitó el restablecimiento del orden. En octubre, el Consejo estableció la Administración de Transición de las Naciones Unidas, la cual, con la protección de la fuerza multinacional, comenzó a supervisar la transición del territorio hacia la independencia.
Y cuando los terroristas atacaron a los Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, el Consejo de Seguridad actuó rápidamente y aprobó una resolución de amplio alcance en la que se dispone la obligación de los Estados de velar por que todas las personas que participen en la financiación, planificación, preparación, perpetración o prestación de apoyo a los actos terroristas sean llevadas ante la justicia y de tipificar en sus leyes internas tales actos como delitos penales graves.

Desarme
Detener la proliferación de armas, reducir y a la larga eliminar todas las armas de destrucción en masa constituyen objetivos importantes de las Naciones Unidas. La Organización ha sido un foro permanente para las negociaciones sobre desarme y ha hecho recomendaciones e iniciado estudios al respecto. Las Naciones Unidas apoyan las negociaciones multilaterales que tienen lugar en la Conferencia de Desarme y en otros órganos internacionales. Dichas negociaciones han dado lugar a acuerdos como el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares (1968), el Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares (1996) y los tratados mediante los cuales se establecen zonas libres de armas nucleares.
En otros tratados se prohíbe el desarrollo, la producción y el almacenamiento de armas químicas (1992) y de armas bacteriológicas (1972), se prohíben las armas nucleares en los fondos marinos y oceánicos (1971) y en el espacio ultraterrestre (1967), y se prohíben o restringen otros tipos de armas. En 2001, más de 120 países han llegado a ser partes en la Convención de Ottawa por la que se prohíben las minas terrestres. Las Naciones Unidas alientan a todas las naciones a que se adhieran a este tratado y a otros por los que se prohíben las armas bélicas destructivas.
La Organización también apoya las gestiones tendientes a prevenir, combatir y erradicar el tráfico ilícito de armas pequeñas y armas ligeras, que han sido las utilizadas mayoritariamente en 46 de los 49 conflictos importantes que se han desatado desde 1990. Tanto el Registro de Armas Convencionales establecido por las Naciones Unidas como el sistema de presentación de informes normalizados sobre los gastos militares contribuyen a promover una mayor transparencia en asuntos militares.
El Organismo Internacional de Energía Atómica, con sede en Viena, utiliza un sistema de acuerdos de salvaguardias para garantizar que los materiales y el equipo nucleares destinados a usos pacíficos no se desvíen hacia fines militares. Asimismo, en La Haya, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas recopila información sobre instalaciones químicas en todo el mundo y lleva a cabo inspecciones periódicas a fin de garantizar que se cumpla la Convención sobre las armas químicas.
Establecimiento de la paz
Las actividades de las Naciones Unidas para el establecimiento de la paz facilitan que las partes beligerantes lleguen a un acuerdo por medios diplomáticos.
El Consejo de Seguridad, en su empeño por mantener la paz y la seguridad internacionales, puede recomendar maneras de evitar conflictos o restablecer o lograr la paz; por ejemplo, mediante la negociación o recurriendo a la Corte Internacional de Justicia.
El Secretario General desempeña un papel importante en el establecimiento de la paz. Puede señalar a la atención del Consejo de Seguridad cualquier asunto que parezca amenazar la paz y la seguridad internacionales, puede valerse de "buenos oficios" para llevar a cabo una labor de mediación o ejercer la "diplomacia silenciosa" entre bastidores, ya sea personalmente o por conducto de enviados especiales.
El Secretario General también lleva a cabo la "diplomacia preventiva" con miras a solucionar las controversias antes de que adquieran mayor gravedad.
Consolidación de la paz
Las Naciones Unidas llevan a cabo cada vez con más frecuencia actividades para abordar las causas subyacentes de los conflictos. La asistencia para el desarrollo constituye un elemento fundamental de la consolidación de la paz.
En colaboración con los organismos del sistema de las Naciones Unidas, los países donantes, los gobiernos anfitriones y las organizaciones no gubernamentales, las Naciones Unidas trabajan para apoyar la buena gestión de los asuntos públicos, el derecho civil y el orden público, la celebración de elecciones y el respeto de los derechos humanos en países que se esfuerzan por hacer frente a las consecuencias de los conflictos.
A la vez, la Organización contribuye a que esos países reconstruyan los servicios administrativos, sanitarios, educativos y de otro tipo que han sido afectados por la guerra.Algunas de esas actividades, como la supervisión de las elecciones celebradas en 1989 en Namibia, los programas de remoción de minas en Mozambique y el adiestramiento de la policía en Haití, tienen lugar dentro del marco de una operación de las Naciones Unidas de mantenimiento de la paz y pueden continuar cuando la operación es retirada.
Otras actividades se llevan a cabo a petición de los gobiernos, como, por ejemplo, en Camboya, donde las Naciones Unidas mantienen una oficina para asuntos relacionados con los derechos humanos, o en Guatemala, donde la Organización presta asistencia en la aplicación de los acuerdos de paz, que afectan a prácticamente todos los aspectos de la vida nacional.
Mantenimiento de la paz
El Consejo de Seguridad establece operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas y determina su alcance y mandato en su empeño por mantener la paz y la seguridad internacionales.
En la mayoría de las operaciones se incluyen deberes militares, como la observación de una cesación del fuego o el establecimiento de una zona tapón mientras los negociadores procuran una solución de largo plazo.
En otras operaciones puede ser necesario que participe la policía civil o incorporar personal civil paisano para ayudar a organizar elecciones o vigilar los derechos humanos.
También se han desplegado operaciones para supervisar el cumplimiento de acuerdos de paz en colaboración con las fuerzas de mantenimiento de la paz de las organizaciones regionales.
Las operaciones de mantenimiento de la paz pueden durar varios meses o proseguir durante muchos años.
La operación de las Naciones Unidas en la línea de cesación del fuego entre la India y el Pakistán en el estado de Jammu y Cachemira, por ejemplo, fue establecida en 1949, y los efectivos de las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz han permanecido en Chipre desde 1964. Por el contrario, en 1994 las Naciones Unidas pudieron completar su misión en la Faja de Aouzou, entre la Jamahiriya Árabe Libia y el Chad, en poco más de un mes.
Desde que en 1948 las Naciones Unidas desplegaron por primera vez un contingente de mantenimiento de la paz, unos 123 países han proporcionado voluntariamente más de 750.000 efectivos militares y de policía civil. Junto con miles de civiles, esos efectivos han prestado servicio en 54 operaciones de mantenimiento de la paz.
Medidas de las Naciones Unidas en pro de la paz...
...En Africa
Los esfuerzos de las Naciones Unidas en pro de la paz han asumido muchas formas en el transcurso de los años: la campaña prolongada contra el apartheid en Sudáfrica, el apoyo activo a la independencia de Namibia, varias misiones para prestar apoyo electoral y unas 20 operaciones de mantenimiento de la paz. Las operaciones más recientes, en Sierra Leona, en la República Democrática del Congo y en Etiopía y Eritrea, fueron establecidas en 1999 y 2000. Las Naciones Unidas han facilitado la repatriación de refugiados a Mozambique, han prestado asistencia humanitaria en Somalia y en el Sudán y han emprendido gestiones diplomáticas con miras a restablecer la paz en la región de los Grandes Lagos. Han contribuido a evitar nuevos disturbios en la República Centroafricana y están facilitando la preparación de un referéndum sobre el futuro del Sáhara Occidental.

En otras partes de África las misiones de las Naciones Unidas sobre el terreno siguen llevando a cabo actividades de establecimiento de la paz en Guinea-Bissau y en Liberia, y mantienen su presencia en Angola y en Burundi a fin de apoyar diversas iniciativas tendientes a promover la paz y la reconciliación. A solicitud del Consejo de Seguridad, el Secretario General presentó un análisis amplio de los conflictos en los países africanos junto con recomendaciones sobre cómo fomentar una paz duradera.
...En Asia y el Pacífico
El sistema de las Naciones Unidas sigue trabajando a fin de fortalecer la sociedad civil, los derechos humanos y la democracia en Camboya tras la enorme labor llevada a cabo por la misión de mantenimiento de la paz en ese país entre 1992 y 1993.

En el Afganistán las Naciones Unidas han trabajado durante más de una década para facilitar la reconciliación y la reconstrucción nacionales que han debido emprenderse tras la prolongada guerra civil de este país. A pesar de los intensos esfuerzos diplomáticos que han desplegado el Secretario General y sus enviados personales, la lucha ha continuado y ha tenido un gran costo desde el punto de vista humanitario, lo que ha obstaculizado en gran medida los intentos del sistema de las Naciones Unidas por prestar asistencia al pueblo afgano.

Con el agravamiento del conflicto en el Afganistán después de haberse registrado el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 contra los Estados Unidos, en octubre, el Secretario General nombró al Sr. Lakhdar Brahimi su Representante Especial para el Afganistán. A medida que fue evolucionando la situación allí, las Naciones Unidas desempeñaron un papel decisivo en la promoción del diálogo entre las partes afganas, tendiente a establecer un gobierno de base amplia e incluyente.

En Timor Oriental, las conversaciones entre Indonesia y Portugal patrocinadas por las Naciones Unidas culminaron en el acuerdo de mayo de 1999, que sentó las bases para realizar una consulta popular sobre el estatuto del territorio. En virtud de dicho acuerdo, una misión de las Naciones Unidas supervisó la inscripción de votantes y la celebración del proceso electoral en agosto de 1999, en cuya elección el 78% de los timorenses orientales votaron por la independencia y rechazaron la autonomía dentro de Indonesia. En agosto de 2001 se dio un gran paso en ese sentido con la elección de una asamblea constituyente que redactara la constitución para un Timor Oriental ª independiente y democrático.

En Tayikistán, en junio de 2000 fue creada la Oficina de las Naciones Unidas de Apoyo a la Consolidación de la Paz, con objeto de reemplazar a la operación de mantenimiento de la paz establecida allí. La Oficina proporciona el marco político y de dirección para una variedad de actividades de consolidación de la paz. En otras partes, los observadores militares de las Naciones Unidas siguieron vigilando la línea de cesación del fuego entre la India y el Pakistán en el estado de Jammu y Cachemira. En el Pacífico, las Naciones Unidas ayudaron al Gobierno de Papua Nueva Guinea y a las partes de Bougainville a concertar un acuerdo amplio que abarcaba cuestiones relacionadas con la autonomía, el referéndum y la eliminación de armas.
...En Europa
En Chipre, el Secretario General y su Asesor Especial trabajaron para promover las negociaciones orientadas a lograr un arreglo general. La fuerza de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz desplegada allí sigue supervisando las líneas de cesación del fuego, además de mantener la zona tapón y emprender actividades de asistencia humanitaria.

TLas Naciones Unidas trabajaron denodadamente a fin de solucionar el conflicto de la ex Yugoslavia y prestar al mismo tiempo asistencia de socorro a aproximadamente 4 millones de personas. En 1991, las Naciones Unidas impusieron un embargo de armas; en tanto, el Secretario General y su enviado realizaban gestiones diplomáticas para poner fin a los enfrentamientos. Entre 1992 y 1995, las tropas de las Naciones Unidas de mantenimiento de la paz procuraron llevar la paz y la seguridad a Croacia, ayudaron a proteger a los civiles en Bosnia y Herzegovina y a lograr que la ex República Yugoslava de Macedonia no se viera envuelta en la guerra.

Tras la concertación de los Acuerdos de Paz en Dayton y París en 1995, cuatro misiones de las Naciones Unidas contribuyeron a garantizar la paz. En la actualidad, la Misión de las Naciones Unidas en Bosnia y Herzegovina lleva a cabo una amplia variedad de funciones para hacer cumplir la ley, al tiempo que coordina actividades relacionadas con la asistencia humanitaria, los derechos humanos y la reconstrucción. La Misión de Observadores de las Naciones Unidas en Prevlaka supervisa la desmilitarización de esa península, una zona estratégica que es objeto de controversia entre Croacia y la República Federativa de Yugoslavia.

En 1999, una vez finalizados los bombardeos aéreos de la OTAN y el retiro de las fuerzas yugoslavas, el Consejo de Seguridad estableció una misión de administración provisional de las Naciones Unidas en Kosovo (República Federativa de Yugoslavia). Bajo la égida de las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y las propias Naciones Unidas colaboran con el pueblo de Kosovo para crear una sociedad democrática y efectiva con un grado considerable de autonomía. En octubre de 2000 se llevaron a cabo elecciones municipales y se promulgó el marco constitucional para el establecimiento de un gobierno autónomo provisional, que sentó las bases para que el 17 de noviembre de 2001 se celebraran en todo el territorio de Kosovo elecciones para instituir una asamblea legislativa.

En Abjasia (Georgia), en tanto la misión de observadores militares de las Naciones Unidas lleva a cabo su mandato de mantenimiento de la paz, prosiguen las gestiones diplomáticas tendientes a encontrar una solución global al conflicto entre Georgia y Abjasia.

...En América
Las actividades de las Naciones Unidas para el establecimiento y el mantenimiento de la paz han contribuido a solucionar conflictos prolongados en América Central. En 1989, en Nicaragua, las iniciativas de paz sentaron las bases para la desmovilización voluntaria del movimiento de resistencia, cuyos miembros entregaron sus armas a la Organización. En 1990, una misión de las Naciones Unidas observó las elecciones de Nicaragua, las primeras supervisadas por las Naciones Unidas en un país independiente. En El Salvador, las conversaciones de paz realizadas por mediación del Secretario General pusieron fin a 12 años de enfrentamiento, y una misión de mantenimiento de paz de las Naciones Unidas verificó la aplicación de todos los acuerdos.

En Guatemala, las negociaciones entabladas por mediación de las Naciones Unidas pusieron fin a una guerra civil de 35 años de duración. Actualmente, la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Guatemala vela por que se cumplan a cabalidad los acuerdos amplios de paz. En Haití, como resultado de las gestiones internacionales emprendidas para restablecer el Gobierno elegido democráticamente, las Naciones Unidas pusieron en práctica un programa global que hace hincapié en el respeto de los derechos humanos, la creación de consenso y la reducción de los conflictos, procurando lograr la sólida participación de la sociedad civil.

...En el Oriente Medio
Las Naciones Unidas han seguido con atención el conflicto árabe-israelí a lo largo de cinco decenios y cinco guerras propiamente dichas. Al respecto, las Naciones Unidas han determinado principios para lograr una paz justa y duradera, incluso los que se establecen en dos resoluciones de referencia del Consejo de Seguridad, la 242 (1967) y la 338 (1973), que siguen constituyendo la base para un arreglo general.

Las Naciones Unidas han apoyado otras iniciativas encaminadas a dar solución a los problemas políticos subyacentes y han enviado a la región varias operaciones de mantenimiento de la paz. El primer grupo de observadores mili tares de las Naciones Unidas fue establecido en 1948, y mantiene su presencia en la zona hasta el día de hoy. También allí fue donde las Naciones Unidas establecieron su primera fuerza de mantenimiento de la paz, en 1956, durante la crisis de Suez. Actualmente se hallan en la región dos fuerzas de mantenimiento de la paz. Una, establecida en 1974, mantiene una zona de separación en el Golán entre las tropas israelíes y las sirias; la otra, establecida en 1978, contribuye a mantener la estabilidad en la zona meridional del Líbano, y en 2000 verificó la retirada de la zona de las tropas israelíes.

Después de los acontecimientos registrados en septiembre de 2000 en Jerusalén y desde el comienzo de la intifada de Al-Aqsa, el Secretario General ha intensificado sus esfuerzos para poner fin a la violencia y lograr que los israelíes y los palestinos vuelvan a sentarse a la mesa de negociaciones. El Secretario General participó en la reunión en la cumbre que tuvo lugar en octubre de 2000 en el Sharm-El-Sheikh (Egipto), presidida por el Presidente Bill Clinton, de los Estados Unidos, y el Presidente Hosni Mubarak, de Egipto. Dicha reunión dio lugar al establecimiento de un comité de determinación de los hechos presidido por el Senador estadounidense George Mitchell.
El plan acordado en abril de 2001 sigue siendo la única propuesta ampliamente aceptable para establecer medidas de fomento de la confianza entre las partes y la posible reanudación del proceso de paz. El Secretario General y sus representantes participan activamente en las gestiones tendientes a poner en práctica sus recomendaciones, en estrecha coordinación con otros interesados, en particular los Estados Unidos, la Federación de Rusia, la Unión Europea y los países de la región.

En otros lugares del Oriente Medio, una misión de observadores de las Naciones Unidas supervisa la zona desmilitarizada entre el Iraq y Kuwait desde que en 1991 se restableció la soberanía de Kuwait.

LO QUE LAS NACIONES UNIDAS HACEN EN FAVOR DE LA JUSTICIA, LOS DERECHOS HUMANOS Y EL DERECHO INTERNACIONAL

Como resultado de las gestiones emprendidas por las Naciones Unidas, los gobiernos han concertado muchos acuerdos multilaterales que hacen que el mundo sea un lugar más seguro, más sano, con mayores oportunidades y más justicia para todos. Este amplio corpus de derecho internacional, que incluye leyes en materia de derechos humanos, constituye uno de los mayores logros de las Naciones Unidas.

Derechos humanos
En la Declaración Universal de Derechos Humanos, que la Asamblea General proclamó en 1948, se establecen los derechos y las libertades fundamentales para todos los hombres y mujeres, entre ellos el derecho a la vida, la libertad y la nacionalidad; a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; el derecho a trabajar, a recibir educación, a tener alimento y vivienda y a participar en el gobierno.

Esos derechos son jurídicamente vinculantes en virtud de dos pactos internacionales en los cuales son parte la mayoría de los Estados. Uno de los pactos se refiere a los derechos económicos, sociales y culturales, y el otro, a los derechos civiles y políticos. Junto con la Declaración, dichos pactos constituyen la Carta Internacional de Derechos Humanos.

La Declaración sentó las bases para la formulación de más de 80 convenciones y declaraciones sobre derechos humanos; entre ellas, los dos pactos internacionales, las convenciones para la eliminación de la discriminación racial y la discriminación contra la mujer, las convenciones sobre los derechos del niño, contra la tortura y otros tratos o penas crueles o degradantes, la situación de los refugiados y la prevención y el castigo del delito de genocidio, así como las declaraciones sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales, étnicas, religiosas o lingüísticas, el derecho al desarrollo, y los derechos de los defensores de los derechos humanos.
Dado que ya ha concluido prácticamente la labor de fijación de normas en la esfera de los derechos humanos, las Naciones Unidas están dedicando cada vez más atención a la aplicación de la legislación en esa materia. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que coordina todas las actividades de la Organización al respecto, trabaja conjuntamente con los gobiernos para fortalecer el respeto de los derechos humanos y prevenir las violaciones a ese respecto, además de colaborar estrechamente con los mecanismos de las Naciones Unidas en esta esfera. La Comisión de Derechos Humanos, órgano intergubernamental, celebra sesiones públicas en las que se examina el comportamiento de los Estados, se aprueban normas nuevas y se promueven los derechos humanos en todo el mundo. La Comisión también nombra expertos independientes -"relatores especiales"- encargados de presentar informes sobre violaciones de los derechos humanos o de examinar la situación de los derechos humanos en determinados países.

Los órganos de derechos humanos de las Naciones Unidas participan en actividades de alerta temprana y de prevención de conflictos, así como en las gestiones encaminadas a erradicar las causas fundamentales de los conflictos. Varias misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas cuentan con un componente encargado de vigilar el respeto de los derechos humanos. En total, las Naciones Unidas llevan a cabo actividades sobre el terreno en casi 30 países o territorios. Estas operaciones de mantenimiento de la paz contribuyen a fortalecer la capacidad nacional en lo que atañe a la legislación sobre los derechos humanos, la administración y la educación, investigan los informes sobre violaciones y prestan asistencia a los gobiernos en la adopción de medidas correctivas, cuando procede.

La promoción del respeto de los derechos humanos constituye un elemento cada vez más importante de la asistencia de las Naciones Unidas para el desarrollo. En particular, se considera que el derecho al desarrollo forma parte de un proceso dinámico que abarca los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales y mediante el cual es posible mejorar el bienestar de todos los integrantes de la sociedad. La erradicación de la pobreza, uno de los principales objetivos de las Naciones Unidas, es un elemento fundamental para el goce del derecho al desarrollo.

Derecho internacional
En la Carta de las Naciones Unidas se dispone expresamente que las Naciones Unidas han de impulsar el desarrollo progresivo del derecho internacional y su codificación. En más de 500 convenciones, tratados y normas emanados de esa labor se proporciona un marco para la promoción de la paz y la seguridad internacionales y el desarrollo económico y social. Los Estados que ratifican esas convenciones quedan vinculados jurídicamente en virtud de ellas.
La Comisión de Derecho Internacional * prepara proyectos relacionados con el derecho internacional que pueden ser incorporados a las convenciones y abiertos para su ratificación por los Estados. Algunas de esas convenciones forman la base de las normas que rigen las relaciones entre los Estados; entre ellas, la convención sobre relaciones diplomáticas o la convención sobre el uso de los cursos de agua internacionales.

La Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional elabora normas y directrices tendientes a armonizar y facilitar la promulgación de leyes sobre el comercio internacional. Las Naciones Unidas también han llevado la iniciativa en el desarrollo del derecho internacional en materia de medio ambiente. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente * administra diversos acuerdos, entre ellos la convención de lucha contra la desertificación, el convenio para la protección de la capa de ozono y el convenio sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos.

La Convención sobre el Derecho del Mar * tiene por objeto lograr el acceso de todos los países, en condiciones de igualdad, a las riquezas de los océanos, proteger a éstos de la contaminación y facilitar la libertad de navegación e investigación. La Convención contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes constituye el tratado internacional básico contra el tráfico de drogas *.
Las Naciones Unidas siguen estando en el centro de los esfuerzos internacionales tendientes a crear un marco jurídico contra el terrorismo. Bajo los auspicios de la Organización se han negociado 12 convenios mundiales sobre esta cuestión, en particular la Convención internacional contra la toma de rehenes, de 1979, el Convenio internacional para la represión de los atentados terroristas cometidos con bombas, de 1997, y el Convenio Internacional para la represión de la financiación del terrorismo, de 1999, además de las gestiones que se llevan a cabo para concertar un tratado global contra el terrorismo.

En 2001, después de los ataques perpetrados el 11 de septiembre contra los Estados Unidos, el Consejo de Seguridad aprobó una resolución de amplio alcance contra el terrorismo, con arreglo a lo dispuesto en la Carta de las Naciones Unidas. Dicha resolución incluye disposiciones tendientes a prevenir la financiación del terrorismo, tipificar como delito la provisión o recaudación de fondos para esos propósitos y congelar sin dilación los fondos y demás activos financieros de terroristas. El Consejo exhortó a los Estados a acelerar el intercambio de información en relación con las actividades o movimientos de terroristas y decidió que los Estados se prestaran recíprocamente el máximo nivel de asistencia posible respecto de las investigaciones o los procedimientos penales relacionados con los actos de terrorismo.

Poner fin a la impunidad
Las violaciones generalizadas del derecho humanitario cometidas durante el conflicto que tuvo lugar en la ex Yugoslavia llevaron al Consejo de Seguridad a establecer en 1993 un tribunal internacional * para el enjuiciamiento de las personas acusadas de haber cometido crímenes de guerra en ese conflicto. En 1994, el Consejo creó un segundo tribunal para investigar los casos relacionados con las acusaciones de genocidio en Rwanda. Los tribunales han declarado culpables a varios acusados y los han enviado a la cárcel. En 1998, el Tribunal para Rwanda * emitió el primer veredicto de la historia de un tribunal internacional en relación con el crimen de genocidio, así como la primera sentencia por ese crimen.

En 1998 se logró uno de los principales objetivos de las Naciones Unidas, a saber: la creación de un mecanismo internacional que impusiera la rendición de cuentas respecto de las violaciones masivas de los derechos humanos, cuando los gobiernos acordaron establecer la Corte Penal Internacional *. La Corte constituirá un mecanismo para penalizar a los autores de genocidio y otros crímenes contra la humanidad. Al aprobar el establecimiento de la Corte, la comunidad internacional expresó con claridad que la impunidad -en el supuesto que los delitos queden sin sanción- ya no constituye una salida para quienes cometen atrocidades. La Corte comenzará a funcionar el 1º de julio de 2002.

Las Naciones Unidas han contribuido también a la elaboración de diversas convenciones relacionadas con el derecho internacional humanitario, como, por ejemplo, la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, de 1948, y la Convención sobre las armas inhumanas, de 1980 (relativa al uso de armas excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados).

Otras medidas relacionadas con la justicia y la igualdad de derechos
En 1945, 750 millones de personas vivían en territorios no autónomos. En la actualidad esa cifra se ha reducido a algo más de 1 millón de personas, principalmente gracias a la importante función desempeñada por las Naciones Unidas, que han respaldado las aspiraciones de los pueblos dependientes y los han ayudado a avanzar más rápidamente hacia la independencia. Desde 1960, cuando la Asamblea General aprobó la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales, se han independizado alrededor de 60 de tales territorios, que se han incorporado a las Naciones Unidas como Miembros soberanos.
Una campaña dirigida por las Naciones Unidas, que duró más de 30 años, contribuyó a poner término al sistema de segregación racial imperante en Sudáfrica conocido como apartheid. En 1994, una misión de observadores de las Naciones Unidas supervisó las primeras elecciones de ese país.

Desde su fundación, las Naciones Unidas trabajan para promover la igualdad fundamental de todas las personas, y para luchar contra todas las formas de racismo. Con arreglo a una decisión de la Asamblea General, en 2001 una conferencia mundial examinó las maneras de eliminar el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y la intolerancia.

LO QUE LAS NACIONES UNIDAS HACEN EN DE LA ASISTENCIA HUMANITARIA

En cualquier lugar y en cualquier momento pueden ocurrir desastres que requieran asistencia humanitaria. Ya sea una inundación, una sequía, un terremoto o un conflicto, todo desastre de carácter humanitario ocasiona pérdidas de vidas, desplazamiento de poblaciones, incapacidad de las comunidades para mantenerse y grandes sufrimientos.

Asistencia de emergencia
Ante tales desastres, el sistema de organizaciones de las Naciones Unidas proporciona alimentos, albergue, medicamentos y apoyo logístico a las víctimas, la mayoría de ellos niños, mujeres y ancianos.

A fin de sufragar esa asistencia y hacer que llegue a quienes la necesitan, las Naciones Unidas han recaudado de los donantes internacionales miles de millones de dólares. Tan sólo en 2001, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios hizo 19 llamamientos interinstitucionales que le permitieron recaudar más de 1.400 millones de dólares para prestar asistencia a 44 millones de personas en 19 países y regiones. La Oficina está a cargo del Coordinador del Socorro de Emergencia de las Naciones Unidas, que también desempeña el cargo de Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios.

La prestación de asistencia humanitaria exige que las Naciones Unidas superen sobre el terreno importantes limitaciones logísticas y de seguridad. El acceso a las zonas afectadas puede en sí mismo ser muy difícil. En los últimos años, numerosas crisis se han intensificado por la falta de respeto de los derechos humanos. Se ha negado el acceso del personal que presta asistencia humanitaria a las personas que la necesitaban, y las partes en conflicto han atacado en forma deliberada a civiles y funcionarios que prestaban asistencia. Desde 1992 han muerto más de 200 funcionarios civiles de las Naciones Unidas y casi 300 han sido tomados como rehenes mientras desempeñaban funciones humanitarias en diversas partes del mundo. A fin de evitar las violaciones de derechos humanos en tiempos de crisis, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha desempeñado un papel cada vez más activo en las actividades de emergencia de las Naciones Unidas.

Las Naciones Unidas coordinan sus actividades de asistencia humanitaria en situaciones de crisis por conducto de un comité constituido por todos los órganos humanitarios principales, presidido por el Coordinador del Socorro de Emergencia de las Naciones Unidas. Entre los miembros se encuentran el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) * y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Asimismo, están representadas otras organizaciones de las Naciones Unidas, como también las principales organizaciones no gubernamentales y organizaciones humanitarias intergubernamentales, como el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Atención de los problemas humanitarios
El Coordinador del Socorro de Emergencia de las Naciones Unidas se encarga de formular la política relacionada con las actividades humanitarias y de promover las cuestiones humanitarias, además de colaborar para hacer cobrar conciencia, por ejemplo, de las consecuencias derivadas de la proliferación de las armas pequeñas o de los efectos humanitarios de las sanciones.
Las personas que han huido de la guerra, de la persecución o de los abusos de los derechos humanos -refugiados y personas desplazadas- reciben la asistencia del (ACNUR). A comienzos de 2001 había unos 22 millones de personas a las cuales estaba prestando asistencia el ACNUR en más de 120 países, y entre dichas personas había 5,4 millones de desplazados internos. Unos 3,6 millones de afganos constituían el 30% del total de refugiados en todo el mundo, seguidos de los 568.000 refugiados de Burundi y los 512.800 del Iraq.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) *, la mayor organización de asistencia alimentaria del mundo, proporciona la tercera parte de la asistencia alimentaria de emergencia. En 2000, el PMA distribuyó 3,7 millones de toneladas de alimentos a 83 millones de personas en 83 países, entre ellos la mayoría de los refugiados y de las personas desplazadas dentro de sus países.
En los últimos 10 años las guerras y los conflictos civiles han producido, en cifras aproximadas, la separación de 1 millón de niños de sus padres, han dejado sin techo a otros 12 millones y han provocado graves traumas a 10 millones. El (UNICEF) procura satisfacer las necesidades de esos niños mediante el suministro de alimentos, agua potable, medicamentos y refugio. El UNICEF también ha promovido el concepto de "los niños como zona de paz" y ha creado los "días de tregua" y los "corredores de paz" para ayudar a proteger a los niños en los conflictos armados y proporcionarles servicios esenciales.

La prevención de desastres y la preparación para situaciones de emergencia también forman parte de las actividades humanitarias de las Naciones Unidas. Cuando ocurren desastres, el (PNUD) coordina la labor de socorro en el plano local y promueve al tiempo la recuperación y el desarrollo a largo plazo. Por ejemplo, en 2001, cuando se produjo un terremoto devastador en la India, el PNUD actuó con rapidez para ayudar a las comunidades locales y trabajó a la vez para reducir a más largo plazo la vulnerabilidad frente a los desastres naturales.

En los países que sufren situaciones de emergencia prolongada o se recuperan de un conflicto, la asistencia humanitaria es considerada cada vez más como parte de un esfuerzo generalizado de consolidación de la paz que complementa la asistencia política, financiera y para el desarrollo.

Refugiados palestinos
Desde 1949, el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) * ha realizado tareas de socorro para los refugiados palestinos. En la actualidad, el Organismo presta servicios esenciales en materia de salud, educación, socorro y asistencia social y pone en práctica programas de generación de ingresos para más de 4 millones de refugiados palestinos inscritos en la región. Un coordinador de las Naciones Unidas supervisa toda la asistencia para el desarrollo que proporcionan las Naciones Unidas al pueblo palestino en Gaza y en la Ribera Occidental.

Oficina del Programa para el Iraq
En 1996, a la espera de que el Iraq cumpliese varias resoluciones del Consejo de Seguridad, el Iraq y las Naciones Unidas acordaron un programa de "alimentos por petróleo" para aliviar las consecuencias humanitarias de las sanciones generales impuestas contra el país en 1990. En 1997 se creó la Oficina del Programa para el Iraq * a fin de consolidar la gestión del programa, que incluye la venta de petróleo iraquí, el procesamiento de los contratos entre el Iraq y sus abastecedores para la compra de suministros humanitarios y la observación de la distribución por el Iraq de esos suministros.

LO QUE HACEN LAS NACIONES UNIDAS EN FAVOR DEL DESARROLLO

Uno de los mandatos fundamentales de las Naciones Unidas es la promoción de un mejor nivel de vida, empleo para todos y condiciones propicias para el adelanto económico y social y el desarrollo. El sistema de las Naciones Unidas llega a dedicar el 70% de su labor al cumplimiento de este mandato. El principio rector de esas actividades es que la erradicación de la pobreza y el aumento del bienestar de la población son medidas necesarias para crear las condiciones que permitan lograr una paz duradera en todo el mundo.

Las Naciones Unidas tienen una capacidad singular para promover el desarrollo. Están presentes en todo el mundo y su amplio cometido abarca las necesidades sociales, económicas y de emergencia. La Organización no representa un interés nacional o comercial determinado. En la adopción de las principales decisiones políticas tienen voz todos los países, ricos y pobres.

Determinación del programa
Las Naciones Unidas han desempeñado un papel fundamental en la creación de un consenso internacional sobre las medidas que han de adoptarse para el desarrollo. A partir de 1960, la Asamblea General ha colaborado en la determinación de las prioridades y los objetivos mediante estrategias internacionales del desarrollo para decenios sucesivos. Si bien cada uno se centra en cuestiones de particular interés, en los decenios se ha subrayado permanentemente la necesidad de avanzar en todos los aspectos del desarrollo social y económico. Las Naciones Unidas siguen formulando nuevos objetivos en materia de desarrollo en esferas fundamentales como el desarrollo sostenible, el adelanto de la mujer, los derechos humanos, la protección del medio ambiente y la buena gestión de los asuntos públicos, así como los programas necesarios para que esos objetivos se conviertan en realidad.

En la Cumbre del Milenio, que tuvo lugar en septiembre de 2000, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de metas para el desarrollo tendientes a erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad en materia de género y potenciar el papel de la mujer; reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, luchar contra el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades y lograr la sostenibilidad del medio ambiente, para lo cual se marcaron unos objetivos cuantificables que han de lograrse a más tardar en 2015. Entre tales objetivos cabe citar la reducción a la mitad de la proporción de personas que tienen ingresos inferiores a 1 dólar por día, la universalización de la enseñanza primaria, la eliminación de la disparidad en materia de género en todos los niveles de la educación y la reducción drástica de la mortalidad infantil con el consiguiente mejoramiento de la salud materna.

Asistencia para el desarrollo
El sistema de las Naciones Unidas trabaja de diversas maneras para promover los objetivos económicos y sociales.

Los mandatos de los organismos especializados abarcan prácticamente todas las esferas de las actividades económicas y sociales. Los organismos proporcionan asistencia técnica y otras formas de ayuda práctica en todos los países del mundo y, en cooperación con las Naciones Unidas, contribuyen a la formulación de políticas, a la fijación de normas y directrices, a la obtención de apoyo y a la movilización de fondos. Por ejemplo, durante el ejercicio económico 2001 el Banco Mundial proporcionó más de 17.000 millones de dólares en préstamos para el desarrollo a más de 100 países en desarrollo.

La Junta de Jefes Ejecutivos del Sistema de las Naciones Unidas, integrada por el Secretario General, los jefes de los organismos especializados, fondos y programas, el Organismo Internacional de Energía Atómica y la Organización Mundial del Comercio, vela por la estrecha cooperación entre las Naciones Unidas y los organismos especializados.

Los programas y fondos de las Naciones Unidas actúan bajo la autoridad de la Asamblea General y del Consejo Económico y Social en el cumplimiento del mandato económico y social de las Naciones Unidas. A fin de intensificar la cooperación entre esos órganos, en 1997 el Secretario General creó el Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, integrado por los fondos y programas correspondientes.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el principal organismo de las Naciones Unidas que provee subsidios para el desarrollo humano sostenible en todo el mundo, está trabajando activamente en pro de la consecución de las metas de desarrollo establecidas en la Cumbre del Milenio. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) es la principal organización de las Naciones Unidas que se ocupa de la supervivencia, la protección y el desarrollo de los niños a largo plazo. Los programas del UNICEF se centran en la inmunización, la atención primaria de la salud, la nutrición y la educación básica y comprenden actividades en unos 160 países.

Muchos otros programas de las Naciones Unidas promueven el desarrollo en colaboración con gobiernos y organizaciones no gubernamentales. El Programa Mundial de Alimentos (PMA *) es la mayor organización internacional que presta ayuda alimentaria tanto en lo que respecta al socorro en casos de emergencia como a programas para el desarrollo. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP *) la principal organización internacional que presta asistencia respecto de cuestiones de población. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA *) promueve prácticas ecológicas racionales en todo el mundo, y el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (Hábitat *) presta asistencia a las personas que viven en condiciones nocivas para la salud.

A fin de aumentar la participación de los países en desarrollo en la economía mundial, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) promueve el comercio internacional. La UNCTAD también colabora con la Organización Mundial del Comercio (OMC), entidad independiente, por conducto del Centro de Comercio Internacional, en la prestación de asistencia para las exportaciones de los países en desarrollo.

Coordinación de recursos
El sistema de las Naciones Unidas está coordinando cada vez más sus esfuerzos a fin de hacer frente a los complejos problemas que exigen la intervención de diversos especialistas y superan la capacidad de cualquier país que actúe por sí solo.

El Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) * combina los recursos especializados de ocho organismos y programas de las Naciones Unidas en la lucha contra una epidemia que ha afectado a más de 57 millones de personas en todo el mundo. La Iniciativa especial para África * — del sistema de las Naciones Unidas, un proyecto de 10 años de duración con un valor de 25.000 millones de dólares, iniciado en 1996, — reúne prácticamente a todos los sectores de las Naciones Unidas en un programa común que tiene por objeto proporcionar educación básica, servicios de salud y seguridad alimentaria en África. El Fondo para el Medio Ambiente Mundial *, administrado por el PNUD, el PNUMA * y el Banco Mundial, al que se ha dotado con 3.500 millones de dólares, ayuda a los países en desarrollo a ejecutar programas relacionados con el medio ambiente.

En 1998, el UNICEF, el PNUD, el Banco Mundial y la OMS aunaron sus esfuerzos para iniciar una nueva campaña de lucha contra el paludismo, que provoca la muerte de más de 1 millón de personas cada año. Se han emprendido iniciativas conjuntas para ampliar el alcance de la inmunización y desarrollar nuevas vacunas gracias al apoyo de dirigentes empresariales, de fundaciones filantrópicas, de organizaciones no gubernamentales y gobiernos, y del UNICEF, la OMS y el Banco Mundial.

LOS ORGANISMOS ESPECIALIZADOS

Organizaciones autónomas vinculadas a las Naciones Unidas mediante acuerdos especiales:
OIT (Organización Internacional del Trabajo): Formula políticas y programas para mejorar las condiciones de trabajo y las oportunidades de empleo y establece normas de trabajo aplicadas en todo el mundo.

FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación): Colabora en el mejoramiento de la productividad agrícola, la seguridad alimentaria y las condiciones de vida de las poblaciones rurales.

UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura): Promueve la educación para todos, el desarrollo cultural, la protección del patrimonio natural y cultural del mundo, la cooperación científica internacional, la libertad de prensa y las comunicaciones.

OMS (Organización Mundial de la Salud): Coordina programas encaminados a solucionar problemas sanitarios y a lograr los más altos niveles de salud posibles para todos los pueblos. Entre otras cosas, se ocupa de la inmunización, la educación sanitaria y el suministro de medicamentos esenciales.

Grupo del Banco Mundial: Proporciona préstamos y asistencia técnica a los países en desarrollo para reducir la pobreza y promover el crecimiento económico sostenible.

FMI (Fondo Monetario Internacional):Facilita la cooperación monetaria internacional y la estabilidad financiera y sirve de foro permanente para la celebración de consultas, el asesoramiento y la asistencia sobre cuestiones financieras.

OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) *:Establece las normas internacionales necesarias para la seguridad y la eficiencia del transporte aéreo y actúa de coordinadora de la cooperación internacional en todas las esferas de la aviación civil.

UPU (Unión Postal Universal) *:Establece normas internacionales para los servicios postales, proporciona asistencia técnica y promueve la cooperación en asuntos postales.

UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones): Promueve la cooperación internacional para el mejoramiento de las telecomunicaciones, coordina el uso de frecuencias de radio y televisión, promueve medidas de seguridad y realiza investigaciones.

OMM (Organización Meteorológica Mundial): Promueve la investigación científica sobre la atmósfera y el cambio climático y facilita el intercambio mundial de datos meteorológicos.

OMI (Organización Marítima Internacional) *: Promueve el mejoramiento de los procedimientos navieros internacionales y de las normas de seguridad marítima y la reducción de la contaminación marina causada por barcos.

OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual): Promueve la protección internacional de la propiedad intelectual y fomenta la cooperación en materia de derechos de autor, marcas comerciales, diseños industriales y patentes.

FIDA (Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola) *: Moviliza recursos financieros para contribuir al aumento de la producción de alimentos y de los niveles de nutrición entre los pobres de los países en desarrollo.

ONUDI (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial) *: Promueve el adelanto industrial de los países en desarrollo mediante asistencia técnica, servicios de asesoramiento y capacitación.

OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) *: Organización intergubernamental autónoma bajo la égida de las Naciones Unidas, trabaja en pro de los usos seguros y pacíficos de la energía atómica.

LAS NACIONES UNIDAS ESTÁN TRABAJANDO PARA HACER DEL MUNDO UN MEJOR LUGAR

Las Naciones Unidas han formulado la histórica Declaración Universal de Derechos humanos (1948), así como más de 80 tratados * sobre derechos humanos que ayudan a proteger y promover derechos específicos.

Las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas son un instrumento vital para la paz. En la actualidad 87 países proporcionan 47.650 personas entre personal civil y militar, que están interviniendo en 15 operaciones de paz en diferentes lugares del mundo.
Los convenios sobre el medio ambiente * de las Naciones Unidas han ayudado a reducir la lluvia ácida en Europa y Norteamérica, cortado la contaminación marítima por todo el mundo, y retirado progresivamente la producción de gases que destruyen la capa de ozono de la Tierra.
Las Naciones Unidas y sus agencias, incluyendo el Banco mundial y el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas, son el primer vehículo para fomentar al desarrollo en los países más pobres, proporcionando una asistencia que supera los más de 30 mil millones de dólares por año.
En las ultimas cinco décadas las Naciones Unidas ha formulado más leyes internacionales por que en toda la historia anterior.

Cada año, la inmunización salva más de 3 millones de vidas de niños, pero casi más 3 millones mueren de enfermedades evitables. La UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Grupo del Banco mundial, las fundaciones privadas, la industria farmacéutica y los gobiernos se han dado la mano en una iniciativa nueva - la Alianza Global para Vacunas e Inmunización - cuyo objetivo es reducir esa cifra hasta cero.

El Programa Mundial de Alimentos * proporciona cada año aproximadamente un tercio de la ayuda mundial de alimentos.

El tráfico aéreo en todo el mundo es más seguro, gracias a la reglamentación de la Organización de Aviación Internacional Civil *.

Las peticiones de las Naciones Unidas llegan a conseguir fondos de más de mil millones de dólares por año para la ayuda en situaciones de emergencia * a las víctimas de guerras y catástrofes.

Una campaña mundial coordinada por la OMS erradicó la viruela mundo. Otra campaña de la OMS ha eliminado la polio de las Américas, y apunta a la erradicación de la enfermedad a escala mundial hacia el 2005.

Los gastos del sistema de Naciones Unidas sobre actividades operacionales para el desarrollo - sobre todo para programas económicos y sociales relativos a la ayuda a los países más pobres - ascienden a aproximadamente 6 mil millones de dólares por año (excluyendo el Banco mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Fondo Internacional del Desarrollo Agrícola) *. Esto es igual al 0.75 por ciento de los gastos mundiales militares que asciende a más de 800 mil millones de dólares.
_________________
Para obtener más información sobre las Naciones Unidas puede dirigirse al Centro de Información de las Naciones Unidas o a la Asociación pro Naciones Unidas en su país o a la Dependencia de Información al Público de las Naciones Unidas (oficina GA-57, Naciones Unidas, Nueva York, NY 10017, EE.UU.; correo electrónico: inquiries@un.org).También puede consultar la página de presentación de las Naciones Unidas en la World Wide Web de la Internet (www.un.org/spanish/), que está conectada con las páginas de presentación de diversas oficinas, programas y organismos especializados de las Naciones Unidas.En otras publicaciones de las Naciones Unidas, entre ellas el ABC de las Naciones Unidas, Imagen y realidad o Los Cascos Azules, encontrará información más detallada sobre la Organización. Esas publicaciones pueden obtenerse en la Dependencia de Publicaciones de las Naciones Unidas (http://www.un.org/spanish/Pubs/index.html) en Nueva York (el fax: 212-963-8302; el correo electrónico: publications@un.org) y en Ginebra (41-22-917-0027; el correo electrónico: unipubli@unog.ch).


ac ¦ aj ¦ an ¦ a ¦ at ¦ b ¦ cr ¦ cc ¦ cn ¦ cm ¦ cb ¦ cf ¦ cn ¦ cne ¦ ec ¦ esa ¦ gdc ¦ gdc ¦ gdh ¦ gdt ¦ gt ¦ gdp ¦ gdc ¦ hc ¦ hp ¦ hp ¦ hg¦ hw ¦ hn ¦ i ¦ in ¦ kp ¦ lah ¦ lp ¦ lc ¦ la ¦ lam ¦ ln ¦ mb ¦ mbe ¦ mp ¦ mmt ¦ mmte ¦ mg ¦ mgi ¦ mp ¦ mab ¦ ph ¦ pn ¦ ptt ¦ pv ¦ pn ¦ pe ¦ pa ¦ pa ¦ tyc ¦ ts ¦ tdrm ¦ tn ¦ wsg ¦ c ¦ c ¦ e ¦ m ¦ p ¦ pe ¦ t ¦ a ¦ am ¦ at ¦ am ¦ g ¦ gvg ¦ gr ¦ gg ¦ kt ¦ kta ¦ ktst ¦ kttl ¦ r ¦ rm ¦ re ¦ rl ¦ s ¦ sva ¦ sc ¦ sg ¦ a ¦ am ¦ at ¦ am ¦ g ¦ gvg ¦ gr ¦ gg ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦ a ¦